No lo digas, hazlo.

77be82b5c3a23d04bd490bede86c34f7Seamos sinceros. Cuántas veces hemos empezado un plan y no lo hemos terminado?

Cuántas veces se nos ha llenado la boca sobre lo que vamos a hacer, cuando lo vamos a hacer, por qué lo vamos a hacer y nunca lo hacemos?  Es bonito tener planes. Hacerlos, programarlos y ponerlos en marcha. Ya sea ponerse a dieta o tomar clases de inglés, ejemplos de lo que nunca se empieza o se termina.

Yo misma, siempre he querido poder escribir y nunca me atrevía. Hacía planes, lo proclamaba, y cuando tenía que empezar, cualquier excusa era buena para no hacerlo.  La falta de autoconfianza era, mayoritariamente el punto decisivo. Hasta que un día empecé sin decírselo a nadie. Nadie se esperaba mis escritos por lo tanto, no decepcionaría a nadie. Y un día me decidí a abrir un blog.  Tengo que confesar que este blog estuvo vacío mucho tiempo. Pero ahora ya me he lanzado. Ya me voy sintiendo capaz. Ya lo estoy haciendo. En silencio. Sin decírselo a nadie.

Anuncios
Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

¿Malos momentos?… Baahhh.

0bfe921f89396672bca2079a1fb64580

Una cosa que tenemos en común todos los humanos y es que todos hemos tenido un (o más) malos momentos en nuestra vida.

Para los que tienen más suerte puede ser que un día no encuentren sitio para aparcar y lleguen tarde a una reunión de trabajo. Para los menos afortunados puede ser la concatenación de varios malos momentos.

Por ejemplo, que te tropieces tomándote el café de la mañana porque se te ha roto un tacón del zapato y te manches la única camisa que va bien con el traje que llevas y que tengas que cambiarte toda entera para poder salir de casa. Y eso a las 8 de la mañana.

No es una cuestión de frivolizar el tema, porque hay gente que lo pasa muy mal pero sí de desdramatizarlo ya que sólo estamos hablando de malos momentos, no de tragedias. Por lo tanto, hay que sobreponerse y seguir adelante porque el mal momento se alejará y sólo será una anécdota en tu pasado. Un mal momento se atraviesa y luego se deja atrás. Eso sí, habrás aprendido a tomarte el café en pijama por la mañana.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , , , , , | 1 Comentario

¿Nos decidimos?

8b69319bd5635c2ce1ce31ffea87426f

Todo está bien si tomas decisiones. Hasta la felicidad te visita (según dicen). Todos hemos tenido que tomar decisiones millones de veces en nuestra vida. Empezamos por decidir si compartimos o no un caramelo que nos han dado cuando somos pequeños. Qué juguetes preferimos para escribir la carta a los Reyes Magos. Le llamo o no le llamó? Qué me pongo hoy?, Ciencias o Letras? Me ha salido un lunar nuevo, voy al médico o no?.

Hay decisiones triviales y hay decisiones que te cambian la vida. Pero no hay decisiones buenas o malas. Nunca sabrás si la otra opción hubiera sido mejor o peor. De qué depende entonces? Del entorno? De la vida? De las personas qué amas?

Yo todavía no he descubierto el mecanismo exacto para tomar decisiones en esta vida. Esas pequeñas bifurcaciones que hacen que tu vida hubiera podido ser otra. Pero no lo sabremos nunca, no? Pocas personas han podido rectificar pero sólo conocemos los casos de las que han salido bien. Como dice el dicho: la victoria tiene muchas lenguas pero la derrota es muda.

El tema es tan importante que hasta en las escuelas de negocios dan cursos y seminarios sobre la toma de decisiones. Yo misma hice uno hace muchos años. Debo decir que no soy consciente de haberlo aplicado alguna vez, al menos en la vida cotidiana. Sí, existen las listas: Pros y contras, gastos y beneficios, etc pero la herramienta más utilizada es la intuición, el sentido de la supervivencia. Y de eso todos andamos bien provistos.

Publicado el por | Etiquetado , , | 2 comentarios